La Federación Estatatal LGTBI+ considera “en extremo preocupante” la situación de los derechos LGTBI+ en EEUU

Human Rights Campaign declaró hace unos días el “estado nacional de emergencia para los estadounidenses LGTBI+”

La Federación Estatal LGTBI+ ha definido como “extremadamente preocupante” la situación de los derechos LGTBI+ en EEUU tras la declaración de Human Rights Campaign, una de las principales organizaciones LGTBI+ de este país. Esta entidad anunció el “estado nacional de emergencia para los estadounidenses LGTBI+”, para lanzar la voz de alarma frente a la campaña “extremadamente bien financiada y coordinada” contra los derechos LGTBI+ que está impulsando el partido republicano en los 51 estados de EEUU. 

La ultraderecha republicana ha aprobado, solo este año, más de 70 leyes contra las personas LGTBI+.

Los republicanos de Estados Unidos han impulsado, solo en 2023, más de 525 leyes en los parlamentos de los estados de EEUU contra las personas LGTBI+ y más de 70 de estas leyes se han aprobado ya. Estas leyes incluyen medidas tan extremas como la prohibición y retirada de las escuelas de cualquier libro que hable de la realidad LGTBI+; la prohibición a los profesores de los centros escolares de hablar de la realidad LGTBI+ en sus clases o la prohibición de acceso a los baños de mujeres a las mujeres trans, lo que se traduce en acoso y violencia contra todas las mujeres que no parecen femeninas. También la prohibición de las actuaciones de drag queens o cualquier otra forma de travestismo o escenificación de género; la obligación para los centros educativos de sacar del armario a los estudiantes trans ante sus padres; y la prohibición de usar los pronombres como método para identificar la propia identidad de género y de la atención sanitaria que necesitan las personas trans. 

Estas leyes forman parte de una oleada reaccionaria internacional contra los derechos de las mujeres y personas LGTBI+ que, en España, impulsan el PP y Vox.

Como ha apuntado la presidenta de la Federación Estatal LGTBI+, Uge Sangil, “esta ofensiva legal forma parte de una oleada reaccionaria, coordinada y financiada con dinero evangélico de EEUU y ortodoxo ruso que pretende el retroceso de los derechos LGTBI+, empezando por los derechos de las personas trans y, a continuación, los derechos de las mujeres.” “La estrategia de esta ola conservadora incluye la deshumanización de las personas LGTBI+ a través de los discursos de odio, para definirnos como chivo expiatorio y presentarnos como privilegiadas o con derechos especiales que han de ser derogados. Eso es justo lo que ha anunciado recientemente Feijóo, cuando ha afirmado que derogaría la Ley LGTBI+ aprobada esta legislatura”, defiende.

Por su parte, el vocal de Relaciones Exteriores de la Federación Estatal LGTBI+, Óscar Rodríguez, ha apuntado que “es la misma estrategia contra los derechos LGTBI+ que se está siguiendo en algunos países europeos y en Rusia: prohibir hablar de diversidad, perseguir a las personas trans, prohibir libros y prohibir nuestra libertad de expresión. Perseguirnos hasta devolvernos al armario. No lo vamos a tolerar”.